El marroquí está casado desde hace 35 años. En Marruecos el adulterio es condenado.
Un marroquí casado desde hace 35 años con una mujer con la que tuvo nueve hijos acaba de denunciarla y pedir el divorcio al enterarse de que ha sido toda su vida estéril, según relata el diario Al Massae.kütahya decathlon  bauchtasche frauen  sandisk ssd dashboard  nike air force one homme just do it  modifica per giochi 3ds  marilyn monroe wallet phone case  bouquet per addio al nubilato amazon  logitech g hub download  אוזניות בלוטות של אפל  ssd adata s40g  פאולין שמלות כלה  אוזניות מעולות לאמפי 3  brooklyn nyc original jersey  nike עודפים זכרון יעקב  parasoles quito 

Habitante de una rica región agrícola al norte de Rabat, el hombre, de profesión maestro, fue a consultar a un urólogo por una lesión parecida a la varicela en su testículo derecho que dijo arrastrar prácticamente toda su vida sin haberle ocasionado hasta ahora mayores trastornos.

Al hacerle unos análisis rutinarios, el urólogo le dijo sin ningún género de dudas que era estéril y que la razón de la infertilidad estaba claramente ligada a ese quiste testicular, conforme al documento del que el diario afirma tener en una copia.

Indignado, el hombre ha presentado denuncia por adulterio (delito penado en Marruecos), con vistas además a desentenderse de la tutela de los nueve hijos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *